En el origen del Centro Tecnológico Nacional Agroalimentario “Extremadura” está la puesta en marcha de un plan de transferencia tecnológica para el subsector del tomate para industria, en el que los investigadores ensayan variedades y técnicas de cultivo, además de tecnologías de la producción, en el marco de la Mesa del Tomate, organización no lucrativa, que agrupa a productores e industriales.

El 80% del tomate para industria español se produce en Extremadura, donde existen un total de 19 OPFH y 13 industrias transformadoras. A partir de 2005 el sector del tomate entró en una crisis de mercado, CTAEX junto a un grupo de empresas se apostó por promover un gran proyecto movilizador del sector del tomate para industria, dando lugar al Proyecto Singular y Estratégico (PSE) “Mejora de la competitividad del sector de semielaborados de tomate”, que pretendía promover la investigación en el sector del tomate desde la producción, la transformación y la búsqueda de otros productos intermedios. En 2006 la Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación de CTAEX puso en marcha el Observatorio Tecnológico del Tomate, herramienta de Vigilancia Tecnológica que sirve para que los productores e industriales conozcan las últimas novedades en este sector.

Mediante un complejo sistema de búsqueda y validación de fuentes documentales  CTAEX pone en marcha el Observatorio Tecnológico del Tomate, donde se suministran la información proveniente de artículos científicos, revistas, bases de patentes y legislativas, además de análisis de mercado.

Este complejo sistema vuelca la información en una página web, en alertas personalizadas y en una revista en papel, que permite a los productores e industriales anticiparse a los tiempos.

Con el fin de promover los resultados obtenidos en el PSE “Mejora de la competitividad del sector de semielaborados de tomate”, se consideró fundamental la difusión de información entre todos los agentes del sector: cooperativas, OPFH, empresas transformadoras, técnicos de industrias e incluso grupos de investigación centrados en tomate transformado.

Para contribuir a mantener la cooperación tecnológica entre las empresas y entidades participantes en el proyecto y extender esta cooperación a otras empresas y organizaciones, se creó la PLATAFORMA TECNOLÓGICA DEL TOMATE. En ella tienen cabida todos los agentes del sector para que puedan implicarse y participar activamente en la identificación de sus necesidades y la búsqueda de una mayor competitividad. A través de esta plataforma se aumentó el conocimiento para intentar incrementar el empleo cualificado y el desarrollo de proyectos de I+D+i.