En 2017 se produjeron en el mundo 37.355 millones de kg de tomate para industria, de los que 3.330 millones lo hicieron en España, lo que supuso un aumento frente a los 2.950 de la campaña anterior. De este modo, España se sitúa en el cuarto puesto del ranking mundial tras Estados Unidos, China e Italia.

En España, la producción la encabeza Extremadura, con 2.122 millones de kg, lo que supone el 68% de la producción nacional, destinado a concentrado, polvo y triturados para salsas, como tomate frito o kétchup. Tras la región extremeña, se sitúa la andaluza con 940 millones de kilos.

En la campaña anterior destacó el aumento del rendimiento agrícola que pasó de 78 toneladas por hectárea en 2016 a 88 en 2017 en Extremadura mientras que en Andalucía pasó de 92 en la anualidad pasada a 106 en 2017.

El tomate extremeño es producido por más de 1.200 agricultores en 23 Agrupaciones de Productores, que lo elaboran en 14 industrias repartidas entre las Vegas del Guadiana y la comarca del Alagón-Árrago y se integran en 23 agrupaciones de productores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *